Envejecimiento Prematuro: causas y síntomas

El envejecimiento es un proceso fisiológico que inicia desde el momento del nacimiento, y se extiende durante toda nuestra vida. Como consecuencia del paso del tiempo se presentan una serie de modificaciones en nuestro cuerpo que comienzan a ser más evidentes entre los 25 y 30 años de edad, a partir de este momento los cambios evolucionaran lento pero de manera irreversible.

Aunque el envejecimiento afecta a todos los órganos del cuerpo humano, la piel es el órgano que delatará con mayor facilidad las alteraciones histológicas consecuentes. A nivel cutáneo, se producen estas modificaciones en todas las capas, a continuación te explicaré un poco más de las características que se presentan en la epidermis y en la dermis.

Alteraciones a nivel de la epidermis

  • Adelgazamiento progresivo de la piel
  • Disminución de las mitosis celulares: regeneración celular más lenta
  • Aumento de la descamación: mayor deshidratación y piel seca
  • Aumento del espesor del estrato córneo: engrosamiento de la piel que afecta el aspecto (áspera, tonalidad amarillenta y/o opaca)

Alteraciones a nivel de la dermis

  • Desorientación y desorganización de las fibras de colágeno que trae como consecuencia una disminución de su poder hidratante (retención de agua).
  • Alteración de las propiedades mecánicas de las fibras de colágeno. Disminución de su resistencia a la ruptura y disminución de su extensibilidad.
  • Degeneración de las fibras elásticas, con disminución de la producción de elastina.
  • Alteraciones celulares y de la sustancia fundamental. Disminuye la capacidad mitótica de los fibroblastos y el contenido de ácido hialurónico de la sustancia fundamental, con lo que disminuye su grado de hidratación y permeabilidad.
  • Se produce una pérdida de elasticidad, asociada con los efectos de gravedad, responsable de los pliegues caídos en las mejillas, cuello, párpados.
  • Disminución de la secreción de las glándulas sudoríparas ecrinas (falta de agua).
  • Disminución de las glándulas sebáceas (falta de sebo).

El envejecimiento prematuro es la aceleración del proceso biológico del envejecimiento, ocasionado por la exposición a diversos factores, endógenos y exógenos. En la dermis y en la hipodermis, las capas más profundas de la piel, es donde se producirán las afecciones estructurales que definen el proceso biológico del deterioro en la piel, algunos de estos síntomas son la falta de firmeza, descolgamiento, palidez, entre otros.

Con el paso de los años, el metabolismo de las células dérmicas disminuye su ritmo y por lo tanto la velocidad para sintetizar el colágeno se ve afectada, es por esto que vamos perdiendo firmeza y elasticidad en nuestra piel.

Principales causas del envejecimiento prematuro

Factores endógenos

Son aquellos que no están dirigidos desde el exterior, sino que están determinados genéticamente o por el proceso involutivo biológico. Estos factores generan el debilitamiento de la capa de regeneración celular, decremento en la actividad de las glándulas sebáceas y sudoríparas, y la reducción de la producción de estrógenos.

  • Nutrición y hábitos alimenticios desequilibrados: el consumo de azúcar, aceites vegetales, grasas trans, glúten y alimentos genéticamente modificados, generan procesos inflamatorios sistémicos en nuestro cuerpo.
  • Enfermedades como diabetes y trastornos cardiovasculares
  • Cambios hormonales: la influencia de los cambios hormonales, como menopausia y andropausia, influyen la producción de grasa en nuestra piel por lo que está menos hidratada.
  • Sueño: es importante la calidad del sueño para que nuestro cuerpo pueda llevar a cabo los procesos de reparación celular.

Factores exógenos

  • Radiación Ultravioleta: la exposición prolongada al sol, así como no utilizar protección solar es la causa principal de manchas en la piel, arrugas y líneas de expresión. Además, provoca alteraciones degenerativas crónicas a nivel celular que nos pueden ocasionar cáncer.
  • Radicales libres: son átomos en nuestro cuerpo que inician reacciones que destruyen nuestras células.
  • Tabaco y alcohol: son los principales generadores de estrés oxidativo en nuestras células ya que producen niveles muy altos de radicales libres.
  • Estrés: el estrés incrementa la producción de radicales libres que afectan la regeneración celular de la piel.
  • Contaminación: es un generador de radicales libres.

¿Cómo puedo prevenir el envejecimiento prematuro?

Ahora conoces un poco más las causas y factores que aceleran el envejecimiento, el cambio de hábitos en nuestra vida es un elemento determinante para disminuir los síntomas del envejecimiento y evitar su aceleramiento. Una alimentación alta en grasas saludables y baja en carbohidratos te ayudará a disminuir la inflamación sistémica, la generación de radicales libres y su efecto oxidante, y acompáñalo con una rutina diaria de ejercicio físico que te ayudará a producir la coenzima Q10, que es un poderoso antioxidante. Siempre protege tu piel del sol con el factor de protección solar adecuado para tu fototipo cutáneo y realiza actividades que te ayuden a manejar tu estrés.

Dra. Marisol González.