¿Qué son las ojeras y por qué aparecen?

Coloquialmente le llamamos ojeras a la coloración de la piel en la zona periorbital, es decir alrededor de los ojos, que generalmente se producen por la dilatación de los vasos sanguíneos, una producción excesiva de melanina o la exposición al sol y llegan a aparecer de una día a otro. Si bien, son inofensivas pues no son peligrosas para nuestra salud, si afectan nuestra apariencia ya que nos hacen ver cansados.

Las causas por las que parecen las ojeras son varias, pero todo comienza con que la piel de la zona alrededor de nuestros ojos es muy delgada, tan solo es de 0.5mm de gruesa, mientras que en la mayoría de las áreas del cuerpo la piel tiene un grosor entre 2mm y 3mm.

La piel más delgada significa que los vasos sanguíneos que se encuentran debajo de la piel en está zona del rostro son más superficiales y por lo tanto más visibles, el aspecto entre azul y morado que tienen las ojeras no es más que el reflejo de nuestro sistema vascular.

Es por esto que una de las causas principales de la aparición de ojeras es la falta de sueño o el cansancio, ya que provocan la dilatación de los vasos sanguíneos.

Por lo general en pieles más claras podremos percibirlo en tonos azules y hasta verdes, y en pieles más oscuras se presentan en tonos marrón o morado oscuro. Por otra parte es más fácil notarlas en pieles maduras ya que conforme vamos envejeciendo la piel pierde colágeno y elasticidad lo que hace que la piel se adelgace aún más y las ojeras resalten.

Otro tipo de ojeras son las causadas por la hiperpigmentación de la piel y generalmente se presentan en color marrón, en cualquier tipo de piel, esto se debe a una producción elevada de melanina en la piel. Algunas causas de esta hiperpigmentación temporal pueden ser la exposición al sol, pigmentación genética, dermatitis o alergias, algunos medicamentos, alteraciones en el sistema hormonal o hinchazón en la zona.

Algunas recomendaciones para revertir la pigmentación de las ojeras o hinchazón al rededor de los ojos son:

  • Evitar frotarse los ojos o manipular bruscamente esta área
  • Evitar dormir boca abajo ya que la gravedad ocasiona que se acumule líquido debajo de los ojos
  • Remover el maquillaje con suavidad para no irritar esta área
  • Disminuir el consumo de alcohol ya que deshidrata la piel
  • Utilizar lentes para proteger nuestros ojos y la piel del sol
  • Evitar fumar ya que acelera la pérdida de colágeno en la piel

También existen tratamientos hidratantes que nos ayudan a disminuir rápidamente los efectos de las ojeras al oxigenar la piel desde adentro, como el súper facial con la innovadora tecnología Geneo+.

 


Referencias

https://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2016/06/25/que-causa-las-ojeras.aspx